ESPACIOS ALTERNATIVOS PARA ADULTOS MAYORES

La Política pública para la población adulta mayor, se orienta a garantizar el ejercicio pleno de sus derechos, integrándola plenamente al desarrollo social, económico, político y cultural del país, a través de su participación y empoderamiento junto al Estado, la Sociedad y la Familia, que permita acceder a una vida justa, equitativa y digna generando una percepción distinta  sobre el proceso de envejecimiento y así alcanzar mejores niveles de calidad de vida para todas las personas adultas mayores.

“El gran reto que tiene hoy en es conseguir que las personas mayores de 65 años se sientan satisfechas y con sus necesidades cubiertas, pero debido a la dinámica social y cultural que se  tiene  en especial cuando el trabajo es en el sector social, se está obligado a imprimir cambios en su filosofía y modo de hacer. Esto significa potenciar dentro de la institución una cultura de atención con calidad y calidez, lo que precisa contar con  un modelo de atención claro que motive  y guie de manera clara el accionar con las personas adultas mayores, teniendo presente la importancia del sentido de la responsabilidad  y empática con la población atendida”.